La casa del Siglo 22
29 abril 2014
Game Over City
30 abril 2014

HUB Autoproducción

 
 

Este proyecto se sitúa en Cartagena, Chile, una ciudad balneario de gran importancia durante el siglo XX. Su cercanía con Santiago y sus precios, la convierten hoy en día en un destino de turismo masivo. La población flotante durante el verano es desproporcionada, pues multiplica por 30 la población del invierno. Esta situación ha disparado el crecimiento de la ciudad y amenaza seriamente los espacios naturales y el patrimonio histórico.

 
PFCNoTexto
PFC3
PFCNoTexto2
PFC5
 
 
Este modelo turístico conlleva una continua demanda de suelo y recursos. Cuanto más deterioro e impacto ambiental se produce, más explotación es necesaria par a soportar la demanda turística.
Es así como se produce la situación de contradicción donde una gran cantidad de arquitectura patrimonial se encuentra en abandono y la necesidad continua de espacio explota y deteriora los pocos espacios naturales que quedan. Esta contradicción es, a su vez, una oportunidad de intervención. Es posible revertir el proceso de invasión de espacios naturales con la adecuada gestión del patrimonio arquitectónico.

 
 

La zona de intervención para la propuesta es un punto de límite entre varias situaciones y donde se superponen distintas condiciones. Se convierte en un punto intermedio entre los tres espacios libres existentes. Trata de generar un cuarto nodo que permita el flujo de actividades entre la zona turística y el infrautilizado barrio residencial.
La intervención consiste en dos edificios que se integran en el paisaje existente y que tratan de funcionar como un centro de desarrollo de un nuevo modelo de ocupación del suelo:
El centro de producción tiene la intención de convertirse en un edificio capaz de crear arquitecturas, intenta fomentar la iniciativa del usuario para explorar nuevas vías de diseño abierto, llegando a convertirse en un motor de producción de la comunidad.
El Hotel HUB propone una nueva forma de turismo no estacional donde los visitantes combinan ocio y trabajo, integrándose con la comunidad gracias a los espacios públicos del hotel. El programa de hotel se puede combinar con el de vivienda, posibilitando la convivencia directa entre visitantes y residentes locales.